BIBLIOTECA GUAMBIANA LAS DELICIAS


Diario de Viaje del Proyecto “Libros para volar, 
historias para contar”

_______________________________________

Primera Semana, 21 al 25 de abril.

Un viaje al reencuentro con la cultura


Nuestra idea con este proyecto consiste en generar espacios de goce y disfrute de la lectura y la escritura en las escuelas del municipio de Silvia, específicamente en el Resguardo de Guambia, la zona de Usenda y el Casco Urbano, tanto en Namtrik como en castellano. Esta semana tuvimos la oportunidad de visitar la escuela del sector denominado Fundación, que fue una de las tantas haciendas recuperadas en los 70’s por los indígenas Mísak (guambianos); estuvimos también en la escuela La Marquesa, que venía desarrollando un trabajo como CECIB (Centros de Educación Comunitaria Intercultural y Bilingüe) y un proceso organizativo de la comunidad de muchos años atrás, de donde proviene en compañero y taita Álvaro Tombé, uno de los que comenzó las recuperaciones de tierra de estas zonas. Vale hablar de la historia, por qué se ve y se siente al compartir con los niños y niñas de estas escuelas que en sus familias aún se vivencia uno de los tantos valores importantes para la pervivencia cultural y humana: amor.



Niños y niñas que nos abrieron sus corazones y con quienes pudimos jugar, leer, escribir, escuchar historia de tradición, danzar y hacer música. Aún la lengua materna está viva en estos niños y niñas, quienes escucharon atentamente en Namtrik la historia del Cacique Calmabás y Juan Tama, así como del origen  del tambor y la flauta Misak, historias que nos contó el taita Samuel Morales.



Aprovechamos también para llevar libros nuevecitos que han llegado a la biblioteca de Guambia (Las Delicias) y la Biblioteca Municipal y que las compañeras María Asención y María Inés leyeron de manera bilingüe algunos de estos ejemplares.



Como Colectivo Libre Colibrí fue una oportunidad más para presentar nuestra obra “Misterios de un Espantapájaros” y para compartir juegos, danzas y letras con estos niños y niñas que nos cautivaron. Participamos también en la celebración del día del idioma en el Colegio Agropecuario Guambiano, donde los chicos, chicas y jóvenes tuvieron la oportunidad de ojear los libros sin esperar nada a cambio más que disfrutar un momento de lectura libre.



Ha sido entonces una semana de re-encuentros, re-cuentos y re-enamoramiento con historias y una cultura que viven el corazón y  pensamiento de estos niños y niñas.

___________________________________________________________


Segunda Semana, 28 de abril al 2 de mayo.



El 29 de abril tuvimos la posibilidad de visitar la Escuela El Trébol, del Sector Chimán, acompañados de las bibliotecarias de las Delicias (Resguardo de Guambia) y del Municipio de Silvia, ambas compañeras del Pueblo Misak. Eran pocos niños, no más de treinta, los que nos miraban con ojos de pregunta. Expusimos los libros, nos presentamos y el Taita nos contó la historia del Cacique Calambás y Juan Tama, de cómo estos resistieron la entrada de los invasores a estas tierras altas y luego como fue que se dividieron el territorio, hablando de la piedra que se conoce como “Piedra Mesa” ubicada en los límites de los resguardos de Kizgó, Pitayó y Guambia, donde permanece la huella de Juan Tama y su perro.  Luego nos contó la historia del origen del Tambor y la Flauta Misak, el primero nace de los ruidos hechos del Rayo y la centella, la gente escuchaba y sonaba un fuerte “tum”, el ritmo proviene de los pasos de la comunidad (ritmo de bambuco), la flauta proviene del viento, cuando se escucha en algunas partes del territorio y también del canto de los pájaros. 


Tuvimos la oportunidad de presentar la obra de títeres “Misterios de un Espantapájaros” y fue sorprendente ver a  los niños y niñas calladitos, mirando todo, pues era la primera vez que veían una obra de títeres, pero seguramente ya habían jugado con muñecos. Compartimos libros e historias y estos compañeritos estuvieron encantados leyendo un rato de manera libre los libros que llevamos.





El 2 de mayo, estuvimos acompañando el grupo de primera infancia KASRATθ ISUP UREK, en la vereda Piendamó Arriba, allí estuvimos con rondas, juegos y libros compartiendo una rato con las mamás y sus hijos, contando historias y también compartiendo con la obra de títeres “los cuentos de Polita y Emiliano”. Pudimos leer un cuento recopilado en 1988 por el Comité de Historia del Cabildo de Guambia que se llama “La chucha y el armadillo”, algunas mamás se acordaron y las invitamos a que sigan contando estas historias sus hijos, hijas, nietas y nietos pues creemos que en la tradición oral permanece la cultura de un pueblo.




Seguimos avanzando en nuestro camino de animar a niños, niñas, madres y padres de familia, docentes y comunidad a leer libros, a leer el territorio, a revivir las historias de tradición oral, pero sobre todo a disfrutar del lenguaje y entenderlo como expresión del alma. 



No hay comentarios.:

Publicar un comentario